Noticias

Villanueva del Ariscal pasa en un año de no tener archivo municipal a la administración electrónica

Villanueva del Ariscal pasa en un año de no tener archivo municipal a la administración electrónica
20/06/2018

Del cero al infinito. Así califica el Secretario del Ayuntamiento de Villanueva del Ariscal, Pablo Herrero González, la transformación administrativa que ha experimentado el consistorio y la propia localidad al haber trasformado de manera radical la gestión de la información y los documentos. Todo empezó en febrero de 2017, cuando este funcionario tomó posesión en el Ayuntamiento ariscaleño y el nuevo equipo de gobierno del partido popular le trasladó su preocupación sobre el estado del Ayuntamiento tras años de parálisis administrativa. Comprobó que todo estaba lleno de papeles en los armarios, no había nada archivado ni tramitado, y los expedientes se almacenaban sin orden ni control.

Herrero recuerda que “el principal problema es que no había nada iniciado y todo era papel por tramitar, además papeles sueltos. No había expedientes completos con inicio y final, y muchos documentos estaban por quintuplicado. Hice un informe a petición del Alcalde Martín Torres, con la problemática que me encontré y con las necesidades que tenía para lograr soluciones. Y empezamos a trabajar en la tramitación general electrónica. Nos fuimos al lado opuesto. Como nunca se había hecho tramitación, apostamos por la administración electrónica desde el inicio y sobre la que yo tenía experiencia. Recurrimos a una empresa que ofrecía servicios de apoyo, y empezamos a ponerlo todo en orden. La Alcaldía nos marcó el reto de llegar al portal de transparencia, a las comunicaciones con las administraciones públicas por vía telemática y también en el portal municipal para que llegaran a todos los vecinos, y ya lo hemos conseguido”, explica.

La transformación se ha logrado, a juicio del secretario municipal, gracias a “la buena disposición del alcalde, Martín Torres, y su equipo de gobierno, que han apostado por este cambio radical, y por los medios técnicos y ayuda aportada por la Diputación Provincial de Sevilla, que nos ha permitido conseguirlo”.

Durante este año de trabajo, el Ayuntamiento ha tramitado unos 3000 expedientes, de los que la mitad están ya archivados y cerrados, y los restantes resueltos, pero pendientes de archivo. “Antes nos solicitaban algo por registro y no se respondía nada. Ahora todo se resuelve. El plazo legal de respuesta está en tres meses, pero nosotros lo hacemos mucho antes, en un mes como máximo salvo excepciones por complejidad del trámite, y queremos ser aún más eficaces. Se trata de expedientes como licencia de obras, apertura de negocios, expedientes disciplinarios, tributos… Antes no se respondían y la gestión estaba colapsada. Ahora todo se tramita por medios electrónicos, desde los informes que emite la Policía Local a las licencias, certificados... Hemos logrado mucha agilidad, que era lo que buscábamos, para dar un servicio eficaz al ciudadano”.

CURSOS Y ASISTENCIA

Mucho se tramita ya de manera telemática, y el problema reside en los colectivos que están más alejados de las nuevas tecnologías. Para darles respuesta, el Ayuntamiento cuenta con un ordenador en Información, a la entrada, con una persona en calidad de asistente que ayuda, especialmente a los mayores, a tramitar sus demandas, solicitudes o peticiones. También se están ofreciendo cursos a través de Guadalinfo para empresas y autónomos que han de presentar las facturas al Ayuntamiento por vía electrónica.

A ello se suman las video actas de las comisiones y plenos, que van encriptadas por un programa de la Diputación que garantiza su inalterabilidad. De ahí que el ahorro de papel sea más que evidente. “Imprimimos cero, somos muy sostenibles. Y no se nos acumulan los papeles”, explica Pablo Herrero, quien se muestra muy satisfecho “porque hemos podido organizar la administración para conseguir el máximo reto que perseguimos: ser eficaces y ágiles para los ciudadanos”. La transformación experimentada en este año ha llevado al Ayuntamiento de Villanueva del Ariscal a pasar de una administración propia de los años 70, a ser de las más avanzadas del siglo XXI, “de la nada al todo”, algo que, como bien dice el secretario del Ayuntamiento, “es el mayor símbolo de transparencia y todo un orgullo, porque hemos llegado al modelo de administración que nuestros vecinos se merecen y que está verdaderamente a su servicio”.

pablo-herrera-villanueva-ariscal

 

¿Te ha gustado?
¡Comparte!